Muebles de baño: ¿Suspendidos o con patas?


Si estás pensando en cambiar el mueble de tu cuarto de baño y no sabes si decantarte por uno suspendido o con patas, en esta entrada vamos a ver cuáles son las ventajas de uno y otro. Elige el que más se adapte a las necesidades de tu baño, teniendo en cuenta aspectos como que un mueble de baño no es igual de funcional en un piso de pareja que en una casa de familia numerosa.

  • Facilitan la limpieza de la zona, al permitir limpiar el suelo y las juntas del baño sin ninguna dificultad.
  • Perfecto para baños pequeños, ya que se libera espacio y nos hace ganar espacio visual y generar sensación de amplitud.
  • Optimización de espacio. Podemos colocar otro mueble debajo del mismo si necesitamos más capacidad de almacenaje.
  • Ideales para instalar dos lavabos o dos espejos, ganando así un espacio extra para el almacenaje o para crear más sensación de amplitud.

En Arte & Baño puedes encontrar muebles de baño suspendidos de estilo moderno o vintage, como estos.

  • Gran capacidad de almacenaje. Estos muebles suelen contar con grandes puertas y cajoneras que llegan casi hasta el suelo, por lo que cuentan con más espacio para guardar nuestras cosas.
  • Mayor presencia visual. Son perfectos si necesitamos que nuestro mueble sea el punto de interés de nuestro baño.
  • Punto de apoyo repartido. Al contrario que los suspendidos que necesitan de una pared robusta donde ir anclados, el peso de estos muebles se reparte entre sus patas y la pared.
  • Fácil instalación.

En Arte & Baño puedes encontrar muebles de baño suspendidos de estilo moderno, vintage, isabelino, rústicos y clásicos.