Lejos de lo moderno,el mueble de baño Vintage e isabelino ofrecen el estilo más neoclásico. Tienen un estilo clásico con elegancia creando un lugar acogedor. Sus líneas pueden ser más rectas y simples como en el estilo Vintage o más redondeadas y complicadas como en el estilo Isabelino. Nos dan un aspecto retro pero con modernos acabados.

 

Muebles de baño Vintage

El mueble de baño vintage nos ofrece el estilo del pasado pero adaptado a los nuevos tiempos con lineas rectas, nuevos materiales y con la elegancia y romanticismo de un toque original y único.

Podemos usar colores neutros o podemos recurrir a los colores pastel .Son muebles de estilo antiguo, de la década de los años 40 o 50 con aspecto desgastado pero con un uso de lavabo. Suelen tener mayor capacidad. Aunque pueden ser de colores naturales de la madera como wengue, caoba o nogal, los muebles decapados en blanco son un acierto en este estilo Vintage pudiendo combinarlo con forja o mimbre. Acompañado de un lavabo encastrado en encimera de mármol o sobrepuesto estilo pila. La grifería y los accesorios de baño suelen ser de metal con estilo clásico, evitando los materiales modernos. Busca unos apliques de formas sinuosas, lámparas araña si tu techo te lo puede permitir para recrear esos baños de mitad de siglo. Y si quieres y tienes espacio disponible coloca una bañera retro con patas. Tu baño parecerá sacado de una película de esta época.

Muebles de baño isabelinos

Si lo que deseas es un estilo barroco, los muebles de baño estilo isabelino son ideales. Con lineas redondeadas y sus patas cabriolé tan características y únicas. Suelen incorporar cajoneras y herrajes en tonos dorados. Sus colores iniciales eran en tonalidades oscuras como nogal, caoba o wengué. Ahora se reinventan añadiendo cristales opacos y colores claros para dotar de luminosidad el baño e incluso optando por herrajes plata. Acompañamos de un espejo recargado y nos dará un aspecto de elegancia y sobriedad que hará de nuestro baño un lugar único e irrepetible. Suelen ser muebles de mayor envergadura por lo que necesitan de un baño mas amplio para su colocación.

Este tipo de muebles data del siglo XIX, durante el reinado de Isabel II. En esta época el mueble era un objeto para mostrar la ostentación y riqueza y aún hoy, este mueble aporta un estilo de nobleza y lujo. Actualmente es tendencia este tipo de decoración de hecho es bastante buscado los muebles de baño con patas isabelinas y redondeadas aun cuando el mueble tenga formas rectas dando lugar al mueble estilo isabelino moderno.